sábado, 2 de diciembre de 2006

Dos modelos compiten por gobernar en Huesca: el control público y la libertad de elegir.


Aragón Liberal (Enviado por: frid) , 02/12/06.-Dicen los populares de Huesca que no tiene intención de impulsar emisoras municipales de radio o de televisión.



Matizan y yo preferiría que no matizasen: es por el momento, porque quien sabe si caeran tambíen en la tentación de lo público de casi todo gobernante. Y es que la libertad de pensar es incómoda y no está de moda. Ejemplo hay con la "Educación para la ciudadanía".

Esperemos que se mantengan en el modelo de impulso y fomento de lo privado.

Además, en la época de internet y la comunicación, ¿quien pone trabas al campo? La libertad está al lado de la técnica (para lo bueno y para lo malo). Radios y televisiones digitales compiten con las del cable "ya tradicional".

Por otra parte, lo de Walqa como portal único tecnológico de ciencias de la comunicación cayó, y con ese modelo monopolístico, cayó un Consejero. ¿Por qué modelo Walqa apuestan los populares?

Si entendemos su mensaje de fomento de la iniciativa privada, esperamos que su modelo sea de incentivos a un Polígono libre, a la iniciativa empresarial y ayudas para la implantación de esas tecnologías, vengan de donde vengan... sin signo político alguno.

Quizá pensemos desde Aragón Liberal, cuando crezcamos, que Huesca nos va bien para crecer por la concentración de tecnología de vanguardia.
Nota de prensa:

El Partido Popular continúa desvelando alguno de las claves de su programa electoral, que está en fase de redacción mientras continúan los contactos con colectivos vecinales. Ahora, el PP ha anunciado que renunciará expresamente al desarrollo de los canales digitales de radio y televisión que corresponderían al Ayuntamiento en aplicación de las nuevas normativas. El portavoz y candidato a la alcaldía Roberto Bermúdez de Castro ha señalado que “en este momento, el Ayuntamiento no tiene ni la necesidad ni los medios de poner en marcha canales propios de radio o televisión. La concesión de las nuevas licencias ya es algo preocupante, porque en muchos lugares supondrá una saturación del mercado difícilmente soportable. En ese contexto, el Ayuntamiento no debe intervenir, ni ejercer un arbitrio comercial que no le corresponde”. Roberto Bermúdez considera que la partipación vecinal “debe garantizarse por otros medios, que expondremos muy pronto”, y que el Ayuntamiento ya dispone de cauces suficientes para garantizar la información de los ciudadanos de Huesca, “a los que sólo hay que aplicar criterios más racionales”.

En relación con lo anterior, el PP ha manifestado su intención de impulsar al máximo las posibilidades de internet, especialmente considerando lo que llama “el efecto Walqa. Hasta ahora —señala Roberto Bermúdez—, y a pesar de los grandes pronunciamientos, Huesca vive de espaldas a Walqa. Es muy sintomático, por ejemplo, que no exista una prolongación del transporte urbano a sus instalaciones. Hay que profundizar en un proyecto de redes inalámbricas, pero, sobre todo, Huesca debe beneficiarse de todo su potencial tecnológico. No se debe considerar a Walqa como un complejo muy sofisticado en la autovía, sino como un barrio de la ciudad especializado en la alta tecnología. Hay que establecer una relación de mutuo beneficio”. Bermúdez de Castro recuerda que algunos municipios incorporados no disponen de ADSL, y que el casco viejo de la ciudad ni siquiera está cableado. “No tiene sentido —concluye el portavoz—que sigamos sin desarrollar una red inalámbrica en Huesca, o que el Ayuntamiento no aproveche la tecnología de los teléfonos móviles para mantener informados a sus vecinos”. El PP, en ese sentido, anuncia que promoverá un servicio de información mediante SMS, de alta voluntaria y gratuito, de modo que los vecinos puedan conocer, por ejemplo, que determinadas calles están cortadas por obras o la situación del tráfico en el centro.

El Foro Aragón Liberal de Huesca.