martes, 31 de octubre de 2006

AFAMMER propone una treintena de acciones en el estudio de la Mujer Rural en Aragón



Aragón Liberal: www.aragonliberal.es

31/10/06


La presidenta de Afammer, Anabel Lasheras, presenta las principales conclusiones que se recoge en el estudio “Mujer Rural en Aragón” elaborado por la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural.



La presencia y la acción de la mujer es un requisito indispensable para lograr un desarrollo sostenible y vivo del medio rural. Esta es una de las principales conclusiones que se recoge en el estudio “Mujer Rural en Aragón” elaborado por la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER) y que hoy se ha presentado en un acto al que ha asistido el consejero de Servicios Sociales y Familia, Miguel Ferrer, la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, Eva Martínez y la presidenta de AFAMMER, Ana Isabel Lasheras.



El estudio es un análisis objetivo del entorno rural, su situación actual y el papel que la mujer representa dentro del mismo, acompañado de datos estadísticos y del enfoque de agentes clave de los ámbitos europeo, nacional, regional y local. La finalidad última es facilitar la toma de decisiones y planificar las actuaciones y recursos para contrarrestar la difícil situación que viven las mujeres del medio rural en Aragón.



El informe se estructura en tres bloques. En un primer apartado se cruzan datos estadísticos para disponer de una base sólida sobre la que analizar. El segundo bloque es una encuesta realizada a unas 400 mujeres residentes en el entorno rural para disponer de información de primera mano sobre las demandas y necesidades de su modo de vida. El último bloque son entrevistas realizadas a personas de diferentes ámbitos (administración, Universidad, asociaciones…) relacionadas con la mujer y el entorno rural



Con todo ello se pretende diseñar un plan de actuación y un posterior plan estratégico para facilitar el desarrollo de la mujer rural y su entorno.



En dicho estudio se recogen una treintena de acciones y recomendaciones, considerados como “esenciales” para lograr este objetivo. Entre estas acciones figura:



1. Consensuar objetivos de desarrollo comunespara los pobladores de la zona rural.

2. Presencia activa en los medios de comunicación.

3. Promover nuevos modelospara aplicar en el entorno rural y no replicar los modelos urbanos que no siempre funcionan fomentando iniciativas puramente rurales como, por ejemplo, modelos de universidad rural, servicios de apoyo a la familia como programas de canguros, centros rurales especiales de empleo, etc.

4. Fortalecer el asociacionismo como principal cauce de comunicación ante las autoridades

5. Crear redes que faciliten el intercambio de experiencias.

6. Lograr una mayor participación de la mujeren el entorno político y social

7. Fomentar la creación de “puntos de encuentro” entre el campo y la ciudadde modo que se localicen servicios y recursos que favorezcan el equilibrio y la existencia del entorno rural.

8. Consolidar la ordenación integral del territoriocon el apoyo de las estructuras existentes a nivel municipal, comarcal y provincial. El proceso de comarcalizacióndebe seguir un plan estratégico que facilite la distribución equitativa de los servicios en el territorio y favorezca el afianzamiento de la población rural. Esta planificacióndebe ser integral, flexible y abierta.

9. Cultura de la concertación, público/social, en el entorno rural. Priorizar los servicios sociales de carácter concertado: Centros de día, viviendas tuteladas, etc.

10. Servicios que ayuden a conciliar la vida laboral y familiar.

11. Promover medidas de sensibilización dirigidas al empresariado para fomentar la flexibilización de las jornadas laborales aplicables a la mujer rural.

12. Desarrollar nuevos yacimientos de desarrollo y creación de empleo.

13. Fomentar la formación técnica de la mujer para realizar de trabajos relacionados con el desarrollo local de sus municipios.

14. Potenciar una agricultura productiva en torno a la calidad y adaptación de la política agrariahacia el desarrollo de la sociedadno cerrándose solo al ámbito productivo.

15. Modernizarlos procesos de produccióny fomentar el uso de las nuevas tecnologías.16. Fomentar la creación y mantenimiento de empresas e industrias limpias.

17. Desarrollo de redes de comercialización directacon participación de la mujer.

18. Potenciar una industria agroalimentaria diversificada, de calidad, ligada al territorio y a las producciones locales. Este tipo de industria representa una oportunidad de creación de empleo femenino de gran importancia.

19. Articular programas de educación permanenteadaptados a las necesidades y vida del entorno rural, que fomentan la participación de las mujeres.

20. Promover un sistema educativo más abierto y flexibleque permita adaptarse a las situaciones rurales y asumir los nuevos retos tecnológicos sin romper los vínculos históricos.

21. Promover una escuela rural de calidad, propiciando la permanencia de las familias.

22. Valorar y potenciar la cultura rural local

23. Fomentar las raíces culturalesentre los jóvenes mediante acciones de difusión.

24. Facilitar la integración de la población inmigrante y de los retornados.

25. Aprovechar los recursos naturales en beneficio de la sociedad rural local

26. Accesoa las nuevas tecnologías con programas de alfabetización informática

27. Fomentar la igualdad de oportunidadesen el acceso a esas tecnologías

28. Uso de alternativas tecnológicasexistentes como el servicio de teleasistencia

29. Fomento y ayuda para el uso de energías renovablesacordes con los recursos naturales locales tanto como parte del reciclaje de los diferentes sectores productivos rurales como foco de desarrollo de nuevas actividades económicas de empleo femenino.






DATOS ESTUDIO



Del estudio de AFAMMER se desprenden una serie de datos que conforman el panorama del medio rural aragonés. Entre esos datos destaca que Aragón con una densidad de población de 26 habitantes por km2 representa una de las regiones más despobladas de toda Europa. Además, Aragón arroja la tasa de envejecimiento más alta de toda Europa y Teruel es la provincia más envejecida.



En el ámbito educativo la mujer ha superado el nivel de formación de los hombres en el medio rural debido a las generaciones más jóvenes, pero en el ámbito laboral la tasa de actividad es baja, un 30 por ciento, debido a que la mayoría de las mujeres se dedican al cuidado de la familia.



El sector servicios es la principal fuente de empleabilidad de las mujeres en el medio rural y cada vez depende menos del sector agrario, lo que le confiere más independencia y también unas necesidades concretas para conciliar su vida laboral y familiar.



Al respecto, del estudio se desprende que las asalariadas en el medio rural disponen de menos servicios complementarios, lo que sumado a la eventualidad laboral y los desplazamientos (en ocasiones recorren hasta 70 km hasta su lugar de trabajo) dificultan la labor maternal.



En cuanto a las familias del medio rural, el 50 por ciento está formada por 3 o menos miembros y el perfil más habitual es de la pareja que vive sola. También destaca la importancia de las viudas que viven solas que además son el colectivo con mayor precariedad económica.



En relación a los servicios asistenciales se detecta una fuerte dependencia respecto a los de mayor tamaño y una importante carencia de servicios adaptados a las necesidades de la población y, en especial, de los mayores.



Las comunicaciones son otro factor recogido en el estudio, donde se recoge un déficit de comunicaciones Norte-Sur, que una España con Francia.



Las nuevas tecnologías son otros elementos que analiza el informe y arroja el dato de que el perfil de mujer con acceso a sistemas informáticos de comunicación reside en municipios de más de 1.000 habitantes, tienen entre 25 y 44 años y tiene una formación de enseñanza secundaria o superior.



El parámetro de calidad de vida recoge que la mujer rural aragonesa considera satisfactorio su nivel de vida y la mayoría no cambiaría el pueblo por la ciudad. La tranquilidad es un factor determinante, pero también presenta como principal dificultad la falta de servicios. Al respecto, tanto los servicios sociales, como el apoyo a la actividad empresarial e industrial son percibidos por las mujeres como los objetivos primordiales para mejorar el medio rural.

No hay comentarios: