domingo, 24 de diciembre de 2006

La DPH invierte más de 814.000 euros para atender el Plan de Viabilidad Invernal


Aragón Liberal. 24/12/06.- En los últimos seis años se ha invertido esta cantidad para la puesta en marcha del plan que garantiza el tránsito por unos 2.000 kilómetros de carreteras, incluyendo los accesos a numerosos núcleos de población.


El Plan de Vialidad invernal que cada año activa la Diputación Provincial de Huesca en colaboración con las comarcas oscenses y los diferentes Parques de Protección Civil está ya en marcha. El objetivo es atender y cubrir las situaciones que las condiciones climatológicas propias del invierno generan en las carreteras y accesos a los núcleos de población. Hoy se han presentado en el Vivero Provincial de Huesca las principales novedades y campo de actuación de este Plan, en el cual la institución provincial realiza un notable esfuerzo, sobre todo en las zonas de montaña que es donde las inclemencias meteorológicas del invierno producen situaciones más complicadas.

La institución provincial ha invertido desde el último trimestre del año 2000 hasta la actualidad (según datos actualizados al pasado 14 de diciembre) más de 814.000 euros en concepto de equipamiento.

Este plan “cubre unos 2.000 kilómetros de carreteras y vías de comunicación: 500 kilómetros corresponden a la red de la Diputación Provincial, más de 1.000 kilómetros son accesos principales o único a núcleos de población habitados que no tienen titularidad reconocida y que por tanto se asigna a los municipios y unos 600 kilómetros pertenecen a los accesos interiores entre núcleos del mismo municipio”.

Esta red incluye accesos únicos a muchas localidades altoaragonesas en los que se encuentran unos 150 núcleos de población.


Casi 300 núcleos de población por encima de los 500 metros

La provincia de Huesca cuenta con un total de 296 núcleos de población y 902 kilómetros de carreteras provinciales, municipales y accesos que se sitúan por encima de 500 metros.

Por comarcas, la distribución de núcleos que superan esta media es la siguiente: en el Alto Gállego hay 47 núcleos con una media de 860,21 metros de altitud; en la Hoya de Huesca 46 con una media de 785,65; de la Jacetania los 49 que superan este baremo de referencia para el Plan de Vialidad están a una altura media de 876,09; en La Litera 4 núcleos con una media de 644,5; en la Ribagorza se alcanza la media superior de la provincia: 73 núcleos se encuentran por encima de 500 metros y la media de altitud es de 1.032 metros. En el Sobrarbe, 68 con una media de 928,23 y los 9 del Somontano que superan los 500 metros de referencia están a una altitud media de 635,36 metros.

Equipamiento ajustado a las necesidades de cada comarca

Si bien son las comarcas pirenaicas las que cuentan con situaciones más problemáticas por la meteorología invernal, desde la Diputación Provincial se ha realizado un notable esfuerzo para que también las comarcas de la zona media y baja cuenten con el equipamiento necesario para cubrir las necesidades de la red de carreteras de su ámbito. Así lo ha explicado el jefe del servicio de Obras Públicas de la DPH, Ramón Colom, quien en la presentación de dicho plan ha incidido en las características técnicas de la maquinaria así como el servicio que presta.
En este sentido, en la actualidad todas las comarcas cuentan con algún tipo de equipamiento. De hecho, entre las últimas subvenciones figuran partidas para la adquisición por ejemplo de dos entendedores y una cuchilla para la comarca de los Monegros, u otra para un equipo de todo terreno con cuchilla y esparcidor para el Somontano de Barbastro.

Con el fin de agilizar el servicio y para que se atienda las necesidades de la forma más rápida posible, cada comarca tiene ubicados los vehículos y equipos de actuación en diferentes localidades para tener cubiertas todas las demandas de cada territorio.


Entre la maquinaria y elementos para los vehículos que atienden este Plan de Vialidad invernal figuran vehículos todoterreno equipados con cuchilla o esparcidores, tractores con pala, abonadoras, entendedores de sal o cuchillas quitanieve para adaptar a los vehículos, cuñas de diferentes formas según la función que se requiera o diferentes tipos de silos y depósitos de sal.

De Huesca Liberal