viernes, 1 de febrero de 2008

Huesca: convocatoria de ayudas de la Diputación para el cultivo de la trufa

1.2.2008. www.aragonliberal.es

Huesca: La convocatoria de ayudas de la Diputación para el cultivo de la trufa alcanza este año los 500.000 euros


Por: Redactor

La Comisión de Promoción de Iniciativas Locales ha dado el visto bueno a esta nueva convocatoria que incrementa la cuantía en 50.000 euros con respecto a la anterior.

0 comentarios


Enmarcado en el programa de impulso al cultivo de la trufa negra en la provincia altoaragonesa desarrollado por la Diputación de Huesca desde hace varios años la Comisión de Promoción de Iniciativas Locales ha aprobado una nueva convocatoria de ayudas que cuenta con un montante global de 500.000 euros. Esta cantidad se ha incrementado en 50.000 euros con respecto a la convocatoria del pasado año, de la que finalmente se beneficiaron 46 truficultores.


"Desde que la Diputación de Huesca apostara hace seis años por un programa de apoyo a la truficultura como alternativa a la agricultura tradicional y como motor del desarrollo económico de parte de esta provincia se han concedido más de un millón de euros en ayudas a la producción trufera y la superficie dedicada a este cultivo en la provincia ronda las 600 hectáreas", ha explicado José Torralba al finalizar la reunión de la Comisión.


Las bases de la convocatoria aprobada esta mañana establece dos tipos de ayudas para el cultivo de la trufa negra (Tuber melanosprorum): para el establecimiento de nuevas plantas o para la mejora de las plantaciones ya existentes. Para las primeras se concederán hasta 3.600 euros por cada hectárea de cultivo mientras que para la modernización de las ya existentes podrán contar con 1.440 euros por hectárea. Tanto estos requisitos como el resto que completan la convocatoria aparecerán publicados en el Boletín Oficial de la Provincial durante el próximo mes de febrero.


"Pueden acceder a esta convocatoria las personas físicas o jurídicas que sean titulares de derechos de propiedad, posesión o usufructo sobre las tierras y con una superficie mínima de plantación de 2.000 metros cuadrados por solicitante en una o varias parcelas", recuerda Torralba.


El Presidente de la Comisión de Iniciativas Locales realiza un balance positivo del tiempo que llevan en marcha este programa de ayudas. "Los productores altoaragoneses cada vez creen en las posibilidades de esta provincia para este tipo de cultivos y así lo corrobora el número de solicitudes que se presentan a las convocatorias de estas ayudas", añade.


Esta línea de impulso a lo relativo a la trufa negra se verá reforzado, entre otras iniciativas, con el Centro de Investigación y Promoción de la Truficultura que se va a instalar en Graus. Este equipamiento será un referente nacional en lo que a la investigación se refiere, no sólo de la trufa sino también de otros hongos, además de servir para impulsar la certificación de calidad de la trufa producida en el Alto Aragón.