miércoles, 18 de junio de 2008

HUESCA. ¡ENHORABUENA!

18.6.2008.

En www.aragonliberal.es


Por: José María Aiguabella

El Domingo celebré la llegada de la SD Huesca a Segunda con la misma intensidad, con la que que sufrí la incorporación zaragocista a la misma categoría en la que esperaba, desde hace un mes, a su paisano futbolístico.

1 comentarios


El Domingo celebré la llegada de la SD Huesca a Segunda con la misma intensidad, con la que que sufrí la incorporación zaragocista a la misma categoría en la que esperaba, desde hace un mes, a su paisano futbolístico.
 
Casi todo es del color del cristal con que se mira. Jugar en Segunda es a la vez que éxito para uno, fracaso para otro. Grandeza y miseria, todo al mismo tiempo. Dos gotas de agua para un mismo destino: Huesca y Zaragoza, sendos planes ambiciosos, dos temporadas de recorrido para ambos proyectos con término en Segunda División.
 
El destino inexorable tenía escrito en su sino, que Manolo Villanova acabaría la temporada en Segunda División. Puso al Huesca en el camino y sin duda, de haber permanecido allí,  habría llegado al feliz destino. Pero tuvo que venir al R. Zaragoza para poder encontrarse desde aquí con los hermanos oscenses en la categoría de plata. Sin duda, merece el reconocimiento de su eficaz colaboración en el éxito altoaragonés y merece la exculpación por el descenso de los del Ebro.
 
Dos derbis nos esperan. Rivalidad próxima. ¿Objetivos distintos?. Al final ya se verá.
 
Desearle a los dos equipos aragoneses lo mejor. Que las aficiones puedan ver colmada sus ilusiones respectivas, y si el destino nos une que sea en Primera.
 
¡Enhorabuena Huesca! Os deseo lo mejor.  Bienvenidos a Segunda.