martes, 15 de julio de 2008

El grupo municipal del Partido Popular ha criticado la gestión del Palacio de Congresos de Huesca

15.7.2008.



Por: Redacción

El grupo municipal del Partido Popular ha criticado la gestión del Palacio de Congresos desde que abrió sus puertas, aludiendo a "una situación de permanente descoordinación", en palabras del concejal Ricardo Oliván.

www.aragonliberal.es


El PP, en primer lugar, alude a "una información muy deficiente. Los actos programados sólo se publicitaron en una ocasión, de un modo insuficiente, y sólo aquellos relacionados con la Expo", señala Oliván. La descoordinación, según el PP, alcanza también a las actividades que se realizan. Durante el pasado fin de semana, los oscenses que se acercaron al Palacio con intención de visitar la exposición de National Geographic encontraron las puertas cerradas. "Hemos tenido que hacer gestiones para conocer el horario de la instalación", continúa Ricardo Oliván, "porque ni se había dado publicidad ni existía cartel alguno en el propio Palacio. Ahora sabemos que, al parecer, la instalación está abierta en un 'horario de oficina' de lunes a viernes y también, excepcionalmente, si se desarrolla algún acto relacionado con la Expo".

Con respecto a estos últimos, el PP afirma que "si bien no se discute la calidad de las ponencias, su impacto social es prácticamente nulo. Están recurriendo a pequeñas trampas para dar una falsa sensación  de éxito. Por ejemplo, quienes deseaban participar en la última jornada de puertas abiertas se encontraron con que tenían que esperar a que finalizara la sesión técnica previa. Con buen criterio, decidieron esperar sentados y eso multiplicó el número de espectadores. Además, ¿cuántos visitantes de fuera de Huesca han asistido a estos actos? Es un dato que no se ha divulgado y que resulta imprescindible, porque era el gran argumento que se esgrimía para adelantar la apertura". Los 'populares' opinan que, no obstante, "basta con prestar atención a los medios de comunicación o pasear por las calles de Huesca. No hay publicidad ni información, seguramente porque no hay nada que publicitar ni gran cosa que informar".

Ricardo Oliván concluye afirmando que "en el día a día, las actividades en el Palacio de Congresos sufre una descoordinación absoluta, en un estado de permanente improvisación. Y eso también cuesta dinero, que hay que sumar al que pagaremos los vecinos de Huesca durante muchos años, a través de nuestros impuestos, para satisfacer el capricho de un hombre, Fernando Elboj, y el protagonismo de otro, Fernando Lafuente".