martes, 1 de julio de 2008

Jornada senderista para la recuperación del paso histórico Montfalcó- La Pertusa

1.7.2008.



Por: Redacción

La jornada ha sido organizada por la Diputación Provincial de Huesca en colaboración con la Diputación de Lérida, la Comarca de la Ribagorza, Sodemasa, varios ayuntamientos oscenses y leridanos y otras asociaciones y clubes de montaña con el objetivo de recuperar entre todos el paso histórico Montfalcó-La Pertusa.

www.aragonliberal.es


Jornada senderista para la recuperación del paso histórico Montfalcó- La Pertusa


Recuperar el paso histórico Montfalcó-La Pertusa que unirá ambas zonas mediante una pasarela fue fue lo que impulsó a las instituciones aragonesas y leridanas ha organizar esta jornada en la que participaron más de 300 personas, entre las que se encontraba el Presidente y Vicepresidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela y Miguel Gracia respectivamente, el consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, el presidente de la Diputación de Lérida, Jaume Gilabert, el delegado de la Generalitat para el Pirineo y Valle de Arán, Víctor Orrit, así como otras autoridades locales, comarcales y provinciales y representantes de los clubes y asociaciones de montaña participantes.

El recorrido partió del Ayuntamiento de Viacamp y, posterioremente, realizaron un trayecto que discurre por el despoblado de Montfalcó, el embalse de Canelles, la pasarela peatonal, la ermita de La Pertusa y regreso de nuevo hacia Viacamp, y para lo que se necesitó del transporte en todoterrenos y zodiacs. En total, los asistentes recorrieron unos 14 kilómetros, finalizados los cuales, un autobús les recogió para participar en una comida colectiva en Viacamp.

La puesta en funcionamiento en 1960 del embalse de Canelles provocó la modificación de ecosistemas, paisajes y, sobre todo, de los estrechos lazos culturales y económicos que mantenían las poblaciones cercanas, tanto de la provincia oscense como de la leridana. Con el fin de paliar estos, en 1984 se inauguró un paso peatonal excavado en la roca del congosto de Mont-rebei que facilita el paso entre las comarcas leridanas, pero que no facilitó la comunicación entre localidades aragonesas y catalanas que quedaron a ambas orillas.

En la actualidad se apuesta por un consenso entre las dos administraciones autonómicas y el compromiso de todas las partes implicadas (ayuntamientos, diputaciones, asociaciones, clubes…) para impulsar la conexión de ambas zonas mediante una pasarela. En este mismo ámbito ya se han realizado actuaciones de dinamización y potenciación para poner en valor los recursos naturales y culturales de este espacio fronterizo, entre las que se puede citar la red de senderos, la construcción de embarcaderos, albergues, centros de interpretación o la restauración y rehabilitación de una serie de edificios medievales.