martes, 7 de octubre de 2008

Huesca: año internacional de la patata

7.10.2008.



Por: Cinthya Ivette

Los escolares se inician en la siembra de patatas y en aspectos de nutrición con la programación medioambiental de la DPH.

En Aragón Liberal


HUESCA: AÑO INTERNACIONAL DE LA PATATA


Los escolares se inician en la siembra de patatas y en aspectos de nutrición con la programación medioambiental de la DPH.

A día de hoy ya se han inscrito en la Campaña cerca de 3.200 escolares, lo que constituye la cifra de participación más alta si se compara con otras actividades similares.

El Aula de la Naturaleza de la Diputación celebra el Año Internacional de la Patata con una campaña dedicada a este tubérculo que se desarrollará hasta el próximo 30 de noviembre. Los primeros en saber cómo llegó la patata a Europa, qué nutrientes atesora o cuáles son los pasos que hay que seguir para su siembra han sido un grupo de más de cuarenta niños del Colegio Juan XXIII de la capital oscense, a quienes ha acompañado el diputado de Promoción, Turismo y Medio Ambiente, Javier Betorz.

`Papas, patatas y potatoes' es el nombre con el que se realiza esta programación didáctica en la que se integran diferentes actividades gratuitas tanto para escolares de todas las edades, como para las asociaciones sin ánimo de lucro. Para el Presidente de la Comisión de Promoción, Turismo y Medio Ambiente, Javier Betorz, "lo importante es que aunque la participación durante los últimos ha sido multitudinaria, cada propuesta sigue estando pensada y orientada para el público destinatario". Javier Betorz señala que "en estos momentos ya hay cerca de 3.200 inscritos, algo que supera nuestras mejores expectativas y que –como añade Betorz- nos muestra que aunque en algunos colegios estas actividades ya forman parte de su programación anual, otros también se siguen animando".

Las instalaciones del Vivero Provincial dan forma a un recorrido por el universo temático de la patata: su historia, la biología, entomología, nutrición o las cuestiones éticas, además de que los escolares también pueden ejercer por un día como hortelanos. Una jornada como la de hoy comienza en la parte superior del Aula de la Naturaleza contándoles 'El maravilloso regalo de un indio peruano', un cuento en torno a la patata. A partir de reproducciones a gran tamaño y en diverso material reciclado, los escolares experimentan después un viaje por el sistema digestivo; desde la lengua, pasando por el esófago, el estómago y los intestinos para convertir una lección sobre su funcionamiento en una actividad amena, participativa y didáctica.

En el exterior, los escolares no sólo observan y se atreven con las primeras labores en la siembra de la patata, sino que también conocen las herramientas más cotidianas de la labor del hortelano. Todo esto tiene lugar antes de que en la planta baja del Aula se pasen a analizar las partes de esta planta, la fotosíntesis, la elaboración de almidón y se pongan en práctica otros experimentos en los que, por ejemplo, se licua la patata para conocer los nutrientes o se vierte ácido clorhídrico para observar su efecto. Para finalizar también se dedica una última parte a reflexionar sobre el hambre, la pobreza y el sistema alimentario mundial teniendo como base el papel que ha jugado la patata en la erradicación del hambre. Así termina una visita de dos horas en la que los escolares terminan conociendo un tubérculo que casi todos ellos consumen a diario.

Estas actividades se desarrollan de 8 a 17 horas en las instalaciones del Vivero Provincial, aunque a día de hoy la única franja horaria en la que todavía quedan plazas es la que va desde las 12 hasta las 15 horas.