lunes, 3 de noviembre de 2008

El Presidente de la Diputacion de Huesca firma para iniciativas de Leader, 20 millones de euros.


En el periodo 2009-2015 se destinará esta inversión a acciones de mejora y valorización del patrimonio arquitectónico y medioambiental, así como a iniciativas que impulsen servicios básicos para la economía y población rural.

El presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, ha firmado esta mañana con los presidentes de los seis Grupos de Acción Local y las diez comarcas altoaragonesas los convenios que posibilitarán desarrollar las acciones dentro de la iniciativa Leader entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2015.

En total, 20 millones de euros que contribuirán a impulsar proyectos de mejora y valorización del patrimonio público arquitectónico y medioambiental o, en su defecto, otros que impulsen servicios necesarios para la economía y población rural.

“Se trata de un convenio muy importante, que repercute en toda la provincia altoaragonesa y que da continuidad al apoyo y respaldo que la institución provincial ha prestado a los Grupos de Acción Local desde su creación con el fin de desarrollar iniciativas y acciones que impulsen los servicios básicos para la población del medio rural”, ha explicado el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela.

Son seis los grupos de desarrollo rural Leader que trabajan en la provincia oscense: Cedesor (Sobrarbe-Ribagorza), Ceder-Somontano, Ceder-Monegros, Adecuara (Jacetania y Alto Gállego), Adesho (Hoya de Huesca) y Ceder-zona oriental (La Litera, Bajo Cinca, Cinca Medio).

La primera reunión de trabajo con estos grupos para planificar el periodo 2007-2013 de Leader fue el pasado mes de febrero. Hoy, las instituciones y entidades que desarrollarán los acuerdos alcanzados han plasmado su voluntad en la firma de los respectivos convenios. El documento recoge que la Diputación de Huesca aportará cada año 800.000 euros para financiar estas acciones, la misma cantidad que aportarán las comarcas, mientras que la financiación de la Unión Europea será de 861.538,42 euros. El resto corresponderá a los solicitantes de la ayuda.

La prioridad del convenio es destinar el dinero a acciones que tengan como objetivo recuperar el patrimonio público arquitectónico y medioambiental, o bien la creación de servicios básicos para la población rural como servicios de atención a la infancia, el impulso a los servicios de proximidad para atender a niños y ancianos que faciliten la conciliación de la vida laboral y familiar de la mujer, proyectos de atención a personas con discapacidad y enfermedad mental y proyectos de mejora de accesibilidad y movilidad, según ha detallado Cosculluela.