martes, 16 de diciembre de 2008

Se autorizan los contratos de concesión de obra pública para ejecutar el Plan Pirineos de depuración de aguas

16.12.2008.


Se trata del paso previo para la licitación de las obras, con un gasto
de 358 millones de euros para la construcción y explotación de las
instalaciones que beneficiarán a 292 núcleos


El Consejo de Gobierno ha autorizado la celebración de cuatro
contratos de concesión de obra pública para la ejecución del Plan
Integral de Depuración del Pirineo Aragón "Plan Pirineos".

Se trata del paso previo para la licitación de las casi trescientas
obras que beneficiarán a 292 núcleos, con una inversión de 358
millones de euros para la construcción y explotación de las
instalaciones durante 20 años. Con ellas se conseguirá que el Pirineo
se convierta en la primera área de Aragón y una de las primeras de
Europa en depurar sus aguas de manera integral, y servirá también de
importante revulsivo para la economía y el empleo del Alto Aragón.

Las obras de este Plan Pirineos fueron declaradas de Interés
Autonómico el pasado mes de noviembre por el Consejo de Gobierno. El
Plan tendrá una importante repercusión directa en el empleo, con la
creación o mantenimiento en el periodo 2008-2011 que será el de
construcción, de más de 7.000 empleos totales directos e indirectos, y
una inversión de 128 millones de euros. Además, hay que tener en
cuenta el impacto en la economía y el efecto arrastre en los distintos
sectores de la economía aragonesa que producirán estos proyectos.

El resto del importe de la licitación, que saldrá dividida en cuatro
lotes, hasta los 358 millones de euros, incluye la explotación de las
instalaciones durante 20 años. El Plan incluye 296 actuaciones en 62
municipios en las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y
Ribagorza. El Instituto Aragonés del Agua acometerá todas las obras
mediante el sistema de concesión de obra pública.

Las obras que se incluyen en este Plan permitirán la depuración
integral de los ríos pirenaicos aragoneses, gracias al convenio
suscrito entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medio
Ambiente, dentro del Plan Nacional de Calidad de las Aguas. Mediante
este Convenio, el Gobierno central encomienda al Gobierno aragonés la
ejecución de las obras, que están declaradas de interés general.