miércoles, 18 de febrero de 2009

AYUNTAMIENTO DE HUESCA: MENOS BOATO Y MÁS APOYO AL DEPORTE DE BASE.

 
 
El PP DEFENDERÁ UN MODELO MÁS AUSTERO PARA LA FIESTA DEL DEPORTE.
 
Jorge Escario: "Menos boato, más ayudas al deporte de base".
 
 
18, febrero, 09.- El grupo municipal del PP ha adelantado su intención de promover nuevos criterios para la Fiesta del Deporte oscense, cuya organización compete íntegramente al Ayuntamiento de Huesca. En su reciente edición, el eventó supuso un gasto de más de 34.000 euros. De ellos, 15.200 fueron destinados a imagen, comunicación y producción de vídeos, y se destinaron 3.000 euros al lunch ofrecido por el Ayuntamiento. El concejal 'popular' Jorge Escario, que ya en años pasados defendió criterios más austeros, señala ahora que "el Ayuntamiento no puede seguir dando la espalda a la crisis. Tiene que dar ejemplo de contención y asumir que, en momentos difíciles, su prioridad deportiva es el apoyo directo a los clubes de base".
 
En ese sentido, el Partido Popular reclamará un nuevo modelo que suponga "menos boato y más respaldo al deporte de base". Escario añade que la defensa esgrimida por el equipo de gobierno, que argumentó en el PMD que buena parte de la inversión se recuperaba por patrocinios, "es una lectura interesada que omite la auténtica responsabilidad municipal: el Ayuntamiento tendría que negociar para que el patrocinio beneficiara directamente a los clubes y los deportistas, no a la autoestima de Fernando Elboj". Jorge Escario añade que "de ningún modo discutamos que los premiados merezcan un homenaje. Estamos convencidos, sin embargo, de que ellos serían los primeros en defender que, en tiempos de crisis, cada céntimo debe invertirse en apoyar al deporte de base. Hay que primar el interés social y dejar los grandes boatos para mejor ocasión".
 
El PP, además, recuerda que los asistentes a la fiesta, incluidos padres y socios de los clubes, tenían que abonar 15 euros en concepto de entrada. "Todo en el proceso contribuye a una sensación de derroche que es irreconciliable con una situación de crisis. Los vecinos de Huesca esperan ser tratados con respeto, y los solemnes picoteos del equipo de gobierno no contribuyen a la credibilidad municipal", concluye Jorge Escario.