martes, 3 de febrero de 2009

El Departamento de Servicios Sociales y Familia prevé la creación de unos 1.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, en actuaciones vinculadas con la atención a la dependencia.

 
 
El Fondo especial del Estado para la dinamización de la economía y el empleo (PlanE) distribuirá 15 millones de euros en Aragón.
 
En la Comunidad Aragonesa se crearán más de 700 plazas residenciales y de centro de día.
 
 
Fotografia relacionada con la nota de prensa 
 

El Departamento de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón recibirá 15 millones de euros, de los 400 que forman parte del Fondo especial del Estado para la Dinamización de la Economía y el Empleo (PlanE), y que distribuirá el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte entre las comunidades autónomas. El crédito permitirá la realización de inversiones destinadas a facilitar el desarrollo y la modernización de la Red de Servicios del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia y la formación de profesionales. Como ha explicado la consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández este reparto de crédito tiene por objeto favorecer la dinamización de la economía y la creación de empleo, con una estimación de generar unos 1.000 puestos de trabajo, directos e indirectos en Aragón .

 

De los 15.236.703 euros que recibirá la comunidad autónoma, se distribuirán 9.903.857 en inversiones, de las que el 86 por ciento se realizará en centros propios del Instituto Aragonés de Servicios Sociales. Los otros 5.332.846 restantes se destinarán a formación y prestación de servicios.

 

El crédito concedido se traspasará al Departamento sin contraprestación económica. La obligación del ejecutivo aragonés será la de informar sobre el número de beneficiarios del crédito y de la creación de puestos de trabajo que se generen con el desarrollo de los programas, que deberán ejecutarse de forma inmediata a la firma del contrato de crédito.

 

Del crédito destinado a inversiones, 8.550.000 euros se ejecutará en centros propios del instituto Aragonés de Servicios Sociales y se destinarán a la consolidación y la mejora de la red de servicios existente y en la ampliación, en 707, de la oferta de plazas de centro de día y alojamiento. Está previsto que el desarrollo de estos proyectos genere más de 500 puestos de trabajo, y que se ejecute en las residencias de personas mayores SAFA de Huesca, la ubicada en Borja, las de Albarracín, Utrillas y Javalambre, en Teruel. También en las residencias de personas discapacitadas CAMP, de Zaragoza y El Pinar, de Teruel, y en las residencias Ciudad de Huesca y Romareda, en el centro de día de Barbastro, y en los pisos tutelados de Zaragoza. Las inversiones más importantes serán las de la residencia de personas mayores Javalambre, en Teruel, con más de 3 millones de euros y la residencia de mayores de Borja, con una previsión de inversión de 2 millones de euros. Por otra parte, se prevé una transferencia de 1.350.000 euros a administraciones locales  y a entidades sociales, con la creación de 100 puestos de trabajo.

 

En cuanto a las actuaciones formativas y de prestación de servicios, a las que se destinarán más de 5 millones de euros, la distribución que se ha propuesto al ministerio es la siguiente: adaptación de alojamientos particulares, 383.000 euros; formación y cualificación de profesionales vinculados a la atención a la dependencia, 443.000 euros; actuaciones de gestión de nuevos servicios del catálogo mediante concierto, 4.573.000 euros; mejora de infraestructura para ampliar los servicios de transporte, 80.000 euros.

 

El Ministerio de Educación, Servicios Sociales y Deporte valorará en los próximos días la propuesta del departamento de Servicios Sociales y Familia, siempre dentro de la asignación de 15 millones de euros. La consejera, Ana Fernández, considera que estas inversiones serán muy positivas para la comunidad autónoma, no sólo por la generación de empleo, sino también porque contribuyen a consolidar la atención de la dependencia en el territorio y nos van a permitir adelantar obras que eran necesarias .