viernes, 27 de febrero de 2009

Osce Biella presenta un paquete de medidas para afrontar la crisis desde el Ayuntamiento de Huesca.

 

Dada la situación de crisis profunda y a la espera de la presentación de los presupuestos municipales desde las asociaciones de vecinos de Huesca queremos realizar las siguientes consideraciones:

El sentido común impone una reducción considerable del gasto en el presupuesto. Deben asumirse con rapidez la austeridad, la eficiencia y el control como principios básicos de funcionamiento en el Ayuntamiento oscense. Es necesario plantear un presupuesto realista, que pueda hacer frente a los compromisos adquiridos en tiempo y forma. No es justo dilatar los pagos comprometidos mientras los ciudadanos cumplimos escrupulosamente con nuestras obligaciones tributarias.

Tanto el grupo de gobierno como los partidos de la oposición deberían replantearse muchas de las actuaciones en curso y proyectadas, priorizando las inversiones en las necesidades reales de los ciudadanos, tantas veces planteadas desde las asociaciones de vecinos.

Los vecinos tenemos que asumir responsablemente una subida de las tasas en las Ordenanzas Fiscales por encima del IPC real,( actualmente a la baja), muy alejado de la deflación actual, esperando que en los presupuestos de gastos corrientes se actúe de una forma coherente.

Por último queremos recordar:

Entendiendo las prioridades establecidas por el Ayuntamiento, a fecha de hoy todas las asociaciones de vecinos de la ciudad siguen sin recibir la subvención correspondiente a 2008. Estamos a la espera de recibir noticias sobre el fraccionamiento en el pago de I.B.I. anunciado meses atrás. Asistimos con preocupación a la falta de iniciativas encaminadas a paliar la crisis que vivimos.

Desde la federación de barrios proponemos una serie de medidas basadas en el sentido común que estos presupuestos municipales de 2009 deberían tener en cuenta y que les detallamos a continuación:

Medidas para mitigar la crisis Federación de barrios de Huesca:

Ahorro de gasto corriente:
Reducción de consumibles.
eliminación de puestos de fotocopia e impresión.
Centralización de los servicios.
Reducción del gasto en materiales y suministros de papelería, imprenta o material de oficina.
Fomento del uso de medios electrónicos como correo electrónico para comunicaciones internas.

Uso de software libre:
ofimática, aplicaciones, sistemas operativos.
Limitación de viajes, dietas y transportes como el taxi o coches de alquiler.
Fomentar el uso de transportes públicos.

Con referencia especial:
Reducción del presupuesto de protocolo y representación. Reducción de gastos en publicidad.
Recursos humanos Congelación salarial de ediles, el personal eventual de confianza y las asignaciones a los grupos políticos.

Eliminación o disminución según importancia del servicio de complementos de productividad o similares.
Eliminación del pago de horas extras.
Compensación por festivos.
Congelación de nuevas contrataciones.

Ahorro en servicio contratados:
Los servicios proporcionados por el Ayuntamiento deberían realizarse en la medida de los posible con medios propios.
Es necesario estudiar los servicios diarios contratados, rebajando el coste intentando no perder calidad de servicio.
Servicios que no puedan ser prestados por el ayuntamiento deberían ser licitados en vez de contratados directamente. Por ejemplo servicios como telefonía, móvil o datos.

 

Replanteamiento del contrato de determinados servicios:
Recorte económico: limpieza, semáforos, etc.
Asignación a las brigadas: limpieza de fuentes.
Limitación de informes técnicos, consultorías y trabajos externos.

Medidas encaminadas al ahorro energético:
Se hace necesario el desarrollo de un Plan Municipal de Ahorro Energético completo.

Hasta su puesta en marcha se pueden adoptar las siguientes medidas:

Limitación de temperaturas máxima y mínima en dependencias municipales: 21 – 25 para invierno-verano.
En caso de instalaciones que acojan actividades no permanentes (Palacio de Congresos, Palacio de los Deportes, ...) limitar la temperatura.
Como norma general en el caso del consumo eléctrico se debería fijar objetivos de reducción efectiva del consumo con respecto a cada periodo de facturación del año anterior. Para los edificios municipales y otros públicos dependientes del Ayuntamiento.

Dinamización empresarial:
Reducción de pagos a Pymes. 60 días como máximo.

Áreas en general:

Reducción general del presupuesto en cada área.
Refuerzo en el área de Servicios Sociales.
Reducción del presupuesto en cultura y deportes.
Dedicar esfuerzo en coordinar actividades con otras entidades y asociaciones.
Diariamente se desarrollas varios actos de manera paralela.