martes, 19 de abril de 2011

El PP acusa al gobierno socialista de mentir a los vecinos de Huesca sobre las inversiones para el 2011

 
El grupo "popular" en el Ayuntamiento de Huesca considera que se han cumplido sus peores pronósticos tras conocer el estado real de las inversiones municipales "y las mentiras del equipo de gobierno para ocultar a sus vecinos un fiasco sin precedentes". De acuerdo con las cifras contrastadas por el PP en comisión de Hacienda, se confirma la pérdida de 800.000 euros del convenio de Presidencia y de 1.800.000 euros correspondientes al convenio de las travesías. La situación supone, de hecho, un desfase de 2.600.000 euros en los presupuestos para 2011. Se da la circunstancia de que el PP advirtió en el debate presupuestario de "las falsedades" que incluía el proyecto económico del gobierno municipal.

La existencia de ese "hueco" presupuestario ha obligado Luis Felipe a ordenar una revisión de los presupuestos. Ahora, dejan de ser prioritarios para el PSOE proyectos como las obras en el polideportivo del Pedro J. Rubio y, una vez más, parte de la rotonda del Eroski, entre otros.

El reajuste se lleva a cabo para permitir, por ejemplo, el segundo pago de la parcela que adquirió Elboj para el traslado de las chabolas de Las Mártires. A pesar de que la Hacienda municipal, bajo la presidencia del actual alcalde, Luis Felipe, gastó más 400.000 euros en una parcela de suelo rústico de 1'5 hectáreas, el proyecto quedó paralizado sine die.

La portavoz 'popular' Ana Alós ha calificado de "mentiras a sangre fría" las explicaciones del grupo socialista, que ha afirmado que el PSOE continúa negociando las cantidades perdidas. Alós pregunta "en condición de qué y con quién negocia Luis Felipe, a un mes de las elecciones autonómicas y municipales". La portavoz del PP entiende que "Luis Felipe está lanzando un doble farol a sus propios vecinos. Cuando el PSOE pierda las elecciones, acusará al próximo gobierno municipal de perder inversiones. Si por un milagro las gana, anunciará los recortes y dispondrá de cuatro años para esperar el rescate. Es una maniobra electoralista del más bajo calado porque implica mentir a los ciudadanos. La realidad, que ya anunció el PP, es que Huesca ha perdido 2.600.000 euros, que Luis Felipe continúa costeando los caprichos de Elboj y que se oculta a la ciudad la profunda crisis económica que afronta".